AMDA

Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores

AMDA

Ventajas y desventajas de los automóviles sincrónicos

Cuando se presenta la oportunidad de adquirir un vehículo, se suele entrar en un dilema sobre cuál de todas las opciones generales en el mercado sería la mejor para nuestras condiciones y posibilidades. Entonces, llega el momento de sopesar las ventajas y desventajas de los automóviles sincrónicos.

¿Ventajas pesan más que desventajas? ¿O viceversa?

Cuando se trata de las ventajas y desventajas de los automóviles sincrónicos, la escogencia de estos siempre dependerá del gusto y necesidades del futuro conductor. Cabe destacar que, una de las ventajas más resaltantes de los automóviles sincrónicos es el precio y la cantidad de modelos variados que se destacan por esta característica tan importante.

Asimismo, en el ámbito de las ventajas y desventajas de los automóviles sincrónicos, estos contribuyen en cuanto al ahorro de combustible, puesto que su funcionamiento reporta un menor gasto de combustible, y por ende, menores costos de mantenimiento, entre otros gastos que también disminuyen o son bajos cuando se tiene un coche sincrónico.

Sin embargo, este tipo de autos presenta sus puntos a favor y también puntos en contra, entre los cuales se encuentra la obligación por parte del conductor de aprender a ejecutar los cambios requeridos por el auto para su correcta movilización, lo cual conlleva tiempo, paciencia y mucha práctica. Asimismo, gracias a la frecuente ejecución de cambios, algunos elementos, como el embrague y la palanca suelen desgastarse con mayor rapidez.

Para quienes no suelen manejar este tipo de autos, se hace más complicado transitar en calles con mucha afluencia vehicular y en colas o embotellamientos, puesto que el constante arranque y freno puede influir negativamente en el desgaste de ciertas partes del vehículo si estos no se ejecutan correctamente.

Asimismo, no saber conducirlo de forma correcta puede hacer que el automóvil se apague constantemente en carreteras que se encuentren cuesta arriba, en pendientes y en los casos que toque realizar el arranque desde cero. Igualmente, la poca práctica al manejarlo puede ocasionar mayor gasto en combustible, debido a la fuerza adicional que se le imprime al motor.